Vida & Estilos
Salud

6 remedios caseros para combatir a las enfermedades invernales

Te proponemos una serie de recetas naturales que te ayudarán a aliviar diferentes síntomas y evitar el consumo de medicamentos.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Julio 11, 2018

Es común durante la época invernal la llegada de distintas afecciones directamente ligadas con las bajas temperaturas como gripes, resfríos, sinusitis, irritación en la garganta o fiebre.

Pero antes de recurrir a medicamentos, hay que saber que existe una serie de infusiones naturales que pueden ayudar a prevenir y combatir inflamaciones en las vías respiratorias y aportan, además, nutrientes que refuerzan nuestras defensas.

Eucalipto

Es un aliado fundamental para combatir todas las enfermedades invernales. Entre otros beneficios, calma catarros, disminuye la irritación de garganta, reduce la inflamación en los bronquios y favorece la eliminación de secreciones. Se puede implementar mediante infusiones o para inhalar.

Remedios  caseros

En caso de preferir los vapores, se debe colocar un puñado de hojas en una olla con agua, dejarlo hervir y cuando se encuentre en punto de ebullición, hay que respirar ese vapor manteniendo la cabeza tapada con una toalla. Es recomendable realizar esto dos veces al día, en casos de bronquitis, sinusitis, faringitis, asma, neumonía y afecciones en las vías respiratorias.

También, se puede preparar un té colocando algunas hojas en una taza con agua caliente y endulzar con miel. Tomar al menos tres durante la jornada, eso ayuda a suavizar la garganta y eliminar los gérmenes que provocan las afecciones.

Jarabe de ajo casero

Remedios  caseros

Suele utilizarse para gripe, catarros y resfriados fuertes, congestión nasal, asma, bronquitis, tos y dolores de garganta. Para aprovechar las propiedades medicinales que tiene este ingrediente, hay que mezclarlo con miel pura y vinagre de manzana o jugo de limón.

El ajo tiene una fuerte acción antiinflamatoria, antibacteriana, expectorante, contribuye a mejorar la circulación de la sangre y combate infecciones. A su vez, la miel suaviza la garganta, mejora las dolencias respiratorias, es antiséptica y estimula el sistema inmunológico, mientras que el vinagre de manzana combate los hongos.

Té de malva o tomillo

Remedios  caseros

La malva es una planta que contiene propiedades antiinflamatorias, mucolíticas, antitusivas y descongestionantes. En invierno, sirve para entrar en calor y también para calmar ataques de tos.

El tomillo es una hierba muy efectiva para mejorar los síntomas asociados a la gripe, problemas en las vías respiratorias, mucosidad acumulada, dolor de garganta y tos.

Antibióticos naturales para la gripe

Remedios naturales

Hay plantas medicinales y alimentos que refuerzan nuestro sistema inmunológico de manera natural y nos ayudan a pasar mejor los síntomas asociados a la gripe: la canela, la maca, uña de gato, clavo de olor, la moringa, cebolla, orégano, jengibre y regaliz.

Vapores de agua y sal

Remedios  caseros

La acumulación de mucosidad en las vías respiratorias puede provocar complicaciones si no la eliminamos como se debe. Para provocar la expulsión natural, podemos recurrir a este método casero y ancestral de realizar baños de vapor con agua hirviendo y sal, al igual que el que ya explicamos con el eucalipto.

También, se pueden hacer gárgaras, con agua tibia y bicarbonato de sodio o una pizca de sal.

Jarabe casero

Una de nuestras lectoras, Florencia Escudero, nos compartió su receta natural para prevenir y combatir los síntomas de decaimiento y otras afecciones. ¡Ponela en práctica!

“El jarabe que yo me hago es fácil: pongo en un frasco una buena miel, bastante polvo de jengibre (2 o 3 cucharaditas) y opcional, jugo de limón. También, puede llevar un poco de canela en polvo. Lo tomo cuando siento que estoy por caer…”, nos cuenta la lectora de Rumbosdigital.com y agrega que “para levantar defensas en invierno, es muy buena la uña de gato. Puede ser en infusión o en tintura madre, que también es fácil de hacer”.

Remedios  caseros

Y por último, asegura que la bolsa de agua caliente es su aliada ideal para cuando sufre de un enfriamiento. “La pongo entre una remera de algodón y un buzo o sweater y el shock de calor sana; hasta duermo con la bolsa y al otro día amanezco sanita, con cara ligeramente sonriente. Pero si tenés fiebre alta no es recomendable”, aconseja.

Vos, ¿qué receta casera implementas?

Contanos tu método casero natural para prevenir y combatir enfermedades.

Una mamá desesperada hizo estos divertidos diseños porque su hijo no quería comer
Artículo anterior Una mamá desesperada hizo estos divertidos diseños porque su hijo no quería comer
Artículo siguiente Así es Shenzhen, la ciudad que se convirtió en el Silicon Valley chino
Así es Shenzhen, la ciudad que se convirtió en el Silicon Valley chino